miércoles, 13 de julio de 2016

Los beneficios de que los bebés hagan natación

Aunque en realidad los pequeños no pueden nadar como tal porque su desarrollo muscular aún no es suficiente, la práctica de tratar de enseñarles y movilizarse dentro del agua tiene una cantidad impresionante de beneficios para ellos y obviamente también significa que aprender a nadar muy rápido, tan pronto sus músculos estén lo suficientemente desarrollados y su motricidad sea mayor, algo que mejora precisamente por exponerlos a la natación a temprana edad.

Beneficios físicos
Lo primero y más importante es que los chicos tienen un mejor equilibrio y coordinación, aparte de que su desarrollo psicomotriz se acelera con esta práctica y por consiguiente es probable que caminen y empiecen a gatear antes de lo normal; por beneficios como estos es que podemos ver en http://www.colegiobrains.com/orgaz/natacion/natacion-para-bebes/ instituciones educativas de alto nivel incluyen esto entre las actividades extraescolares disponibles para sus alumnos.
También la resistencia respiratoria del bebé y su circulación se desarrollan mejor gracias a los constantes ejercicios que se hacen en combinación con agua a una temperatura agradable; esto hará que los chicos duerman mejor y por consiguiente tengan un carácter y comportamiento más apacible e incluso, en otro punto, también ayuda que tengan una mejor digestión.

El desarrollo psicológico
Un bebé que practica natación se siente más seguro de sí mismo y más independiente, algo que la mayoría de niños empiezan a experimentar hasta que ya pueden caminar; recordemos que mientras más seguro se siente un niño, más rápido se desarrolla, por consiguiente esto les ayuda en su vida cotidiana en general.
También el vínculo con la persona que asiste a las clases con ellos se hace más fuerte porque está centrando toda su atención en los chicos, algo que a les encanta; esto es completamente positivo pues generalmente es uno de los padres o un familiar cercano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario